martes, 16 de junio de 2015

Me olvidaba del otro

Creo que con este Felipe ya terminé de mostrarlos a todos.


El dueño es otro sobrinito mío que ya tiene un año y chirolas. Pero además le regalé su colchita de turno, es la que mostré en esta entrada.


Igual preferí acompañar el chaleco con un gorrito a juego. El patrón del gorro es Alfalfa, me gustó bastante tejerlo, en algún momento perdí la hoja con las instrucciones (manos enguantadas me las deben haber robado para dibujar del otro lado) pero creo que lo terminé bien.


Abajo lo muestro sobre un muñeco para que se vea la forma graciosa que tiene.


 Obviamente los padres no me dieron fotos del niño posando, así que volveremos a innovar con respecto a qué fotos les muestro...

El disfraz de Gorogoro de duende de Papá Noel.


Hecho con una camiseta mía (leggingns, cuello y gorro), parte de disfraz de Peter Pan y zapatos que (casualidad) eran de un disfraz de duende de Papá Noel que usaba mi hermano mayor para repartir regalos a los niños más chiquitos.
O sea yo y algún otro primo.


Del disfraz quedaron los pantaloncitos para usar todos los días (se ven incluso en la entrada anterior), puesto que a mi gordita le encantaron.


Ahora que ya hay fotos lindas me voy tranquila a cocinar.

sábado, 13 de junio de 2015

Siendo que ya va a cumplir un año...

... creo que es hora de mostrar la colchita que le hice a mi sobrinito.


Con dos telas a juego que compré en una de esas tiendas chiquitas frente a Ribes&Casals cerca de Plaça Catalunya.
Estuvieron mucho tiempo en caja hasta que les encontré un buen uso.


Acolchado en la costura, para poder hacerlo a máquina rápido y lindo.


Foto taponando la escalera, no había otro lugar con linda luz... (bueno, tampoco era taaaan linda).


Y para la parte de atrás usé lo que me quedó de una de las telas.

Por suerte el gordito la usa y ensucia mucho. Mi hermana le hizo también algunas cosas a juego con lo que sobró de tela, se lo di por si quería "conjuntar" algo.

Además le tejí un "Felipe", creo que ya conté algo en esta entrada. La lana es lo que me quedaba de unos mitones que le mandé a mi amiga Carine.


No tengo fotos bonitas (o sea, con el niño adentro), pero tengo fotos bonitas de otras niñas.

Las mías, por supuesto.


Acá están Gorgoro, la "otra Gorogoro" y la Mostra sosteniendo a la "otra Gorogoro".

Desde hace meses la "otra ..." cuida nuestro auto, sentada con el cinturón de seguridad en el asiento del acompañante (se mueve solícita cuando necesitamos su lugar). Supongo que le debe haber dado un buen susto a varios transeúntes distraídos.

miércoles, 10 de junio de 2015

A veces lo que está en el baúl de los disfraces no alcanza

Y me encuentro con unas mini-yo en el rincón del arte


 Aunque alguien les debe haber pasado mis sombreros de la caja alta...

 

lunes, 8 de junio de 2015

Más Kitty

Me olvidaba de contar que me habían sobrado unos apliques de Kitty, ya que en el cumple creo que no había más lugar en dónde ponerlos.

Como mi cocineritas siempre están haciendo cosas con su papi, me puse manos a la obra para hacerles unos delantales nuevos ya que los que tenían no les entraban más.


Agarré unas perneras de unos pantalones mutilados de mi Cocinerito (por ejemplo, el jean más clarito lo usó el día en que nos conocimos...) y me dibujé un patrón que me entrase en la tela que tenía.


Los bolsillos están inclinados a propósito.
En serio... es arte.


Los delantales de jean para mi son muy buenos, casi iguales de buenos que los de toalla. El que le hice a mi cocinerito sigue en uso.


El cuello está hecho con elástico dentro para quedar un poco más ajustado.


Fueron bien recibidos y excelentemente ensuciados.

jueves, 4 de junio de 2015

Cumple de Kitty de mi Mostra hermosa

Hace unos cuantos meses tocó festejar el cumple de mi Mostra mayor.


Como eligió Kitty me puse a investigar qué hacer con el disfraz. Además tenía que ser doble (distintos tonos, eso sí), porque Gorogoro quiere estar igual que su hermana, siempre.

Después del éxito del disfraz de Rapunzel (una remera/camiseta que se puede seguir usando y un tutú para disfraz) opté por la misma fórmula. Busqué remeras originales de Kitty, pero eran demasiado caras para mi gusto, así que opté por unos apliques en unas remeras lisas. La idea de las orejas en la vincha/diadema la vi en Pinterest (maravilla de maravillas) y el tutú lo hice como siempre.


Pero para la próxima vez será una falda sin tul u otra cosa, que el baúl de los disfraces explota de tanto tutú voluminoso. Además odio coser tul, realmente lo odio.

Abajo se ve a la menor con su conjunto un poco más obscuro. Su vincha desapareció en la mitad del cumple.


Más cómoda.


Pero todo empezó con las invitaciones que hicieron con su papi las dos gordas, primero pintando al personaje con los colores tradicionales y luego decantándose por algo un poco más alternativo.


Parecían para una fiesta gótica...


Las bolsitas de souvenirs digamos que también las copié de San Pinterest.


Y también hicimos algunas guirnaldas, para poder continuar un poco el tema en el salón en el cual le festejamos el cumple.


Lo que se ve arriba de la mesa de regalos es una minitropa de kittys que hice siguiendo el tutorial de Ikatbag.


Para Kitty muñeca usé tela vegetal blanca (de la más gruesa, no la finita), los ojos los pinté con marcadores para tela y la faldita la hice con más tela vegetal y tela de puño. El moño es de fieltro rojo, porque tenía que tener más "cuerpo", no servía la tela vegetal. Se ve que el resultado es, digamos, durito, pero teniendo en cuenta que era un adorno (originalmente eran centro de mesa, pero iba a ser para conflicto) estaban aceptales. Al final del cumple se las regaló a algunas de sus amigas.


Y después vinieron las labores post-cumple.

Una remera brillante para papi con Kitty, como la quería la mostra menor, porque ella tiene una igual.


Y por fin unas Kittys con tela buena, caras bordadas y relleno suavecito.

Una para Gorogoro.


Y otra para la Mostra.

Se las muestro comparadas con las otras kittys, para que vean la diferencia de usar buenos materiales con el mismo patrón.


Ah, también tocó hacer ropita, ya van como 4 o 5 vestidos, no los localicé a todos, pero supongo que se hacen una idea.




Y ya no quiero ver más Kittys.

Pero valió la pena coserlas/pintarlas/cortarlas/dibujarlas... dos gorditas felices lo pagan.

lunes, 11 de mayo de 2015

Pantalones

En la lista de cosas por hacer lo más prioritario que tengo ahora son unos pantalones largos para mi cocinerito. Por suerte el modelo lo tengo, lo probé ya tres veces, cada una con un resultado distinto hasta que llegué al ajuste correcto.
El patrón es éste, Men's trousers Burda 4/2010, 129. Lo compré porque justo esa revista no la tenía y me gustaba mucho el modelo. Si tengo que ser sincera no me parece bien explicado, es exactamente igual de escueto y sin dibujos que en la revista. Igual tengo muchos patrones que explican bien así que no tuve muchos problemas pues robé info de aquí y allá.

Acá se ve el primer resultado, robado directamente del tender de la ropa antes de que mi esposo se lo volviese a poner.


Los talles del patrón son extremadamente grandes. Esta primer bermuda que le hice tenía que ser usada con cinturón. Por la diferencia entre la cintura de mi marido y el pantalón calculé que tenía que hacerlo dos tallas menos.


Un día agarré el pantalón sin decirle y le desarmé la cintura para tomarle de los costados un poco. Me quedó perfecto... ya que sólo me entraba a mí, jejeje, parece que le saqué de más. Mi pobre esposo se quedó sin su pantalón preferido. A mí me queda como si fuera a medida.

Cuando cosí de nuevo el modelo primero hice una prueba del nuevo talle pero con una tela "borrador" (sólo unos "shortcitos" para ver el calce). Me encontré con que el nuevo talle quedaba bien de cintura pero seguía pareciendo que tenía una bolsa de papas por atrás, así que hice un ajuste como el número 4 en este enlace. De ese no muestro foto porque son infames.

Al final pude hacer los pescadores que muestro ahora, han quedado bien, todavía un poco sueltos pero es ajuste fino que voy a remediar en el próximo pantalón.


 Con estos tuve la precaución de sacarles fotos antes de dárselos a mi cocinerito.


El refuezo posterior del modelo es realmente muy lindo.


Y algún detalle de color porque sino son aburridos.


Además me sobró telita del primer pantalón y me hice unos shorts para mí. También los muestro arrugaditos, jejej, es que han sido muy usados. El modelo es Shorts Burda 3/2011, 131A. La revista la tenía, lástima que no me queden como a la modelo.

Como con los otros pantalones el talle me quedó enorme, tuve que bajarle bastante por atrás y a los costados.


Y también agregué un poco de color en los bolsillos.


O sea que pantalones no han faltado por acá, pero estos eran veraniegos, ahora necesitamos largos y por eso tengo que usar el mismo patrón pero con el largo total.

Y ya tengo aprendido que con la Burda tengo que confirmar bien las medidas finales, porque nos queda un poco grande. ¿A alguien más le ha pasado esto? Nunca leí que alguien lo comentase.

Después tocará el Jedediah pants pero en jeans, a ver cómo nos sale. Así lo visto bien a mi hermoso esposo peloso.

martes, 21 de abril de 2015

Camisa

Hace dos añitos le cosí a la Mostra una hermosa camisita.
Usé el mismo patrón de Oliver+S con el que le cosí a Gorogoro su faldita, Music class Blouse + skirt. No hace falta que comente lo mucho que se aprende con los patrones de Liesl, creo que ya lo saben todos. Lástima que me compré el paquete que trae los talles chiquitos.

El sombrero es uno de los tantos que no he mostrado.
Estaba a punto de escribir que era una de las pocas cosas en las que no usé nada reciclado pero me había olvidado de los botones de mi abuela.


No tengo muchas fotos en uso porque cometí el error de hacer el siguiente razonamiento: "Me costó mucho de hacer, mejor que no la ensucie tanto".

Gorogoro con melena de un añito.

Creo que he aprendido mucho desde que cosí esta camisa a ahora, pero principalmente aprendí que las cosas son para usarse.
Y más en los niños.
Si yo dejo de usar una camisa por seis años y luego vuelvo a ponérmela me entra (hasta suena normal sin contar los cambios de peso bizarros entre los embarazos), pero mis hijas crecen mes a mes, dejándome ropa casi sin uso.

Por suerte Gorogoro termina de romper todo.


¿Vieron que el rosa no le va?

martes, 14 de abril de 2015

Disfraces para el jardincito

Cuando mi mostra hermosa estaba en la salita de 4 (en el 2013) la maestra nos pidió ropa vieja para el baúl de los disfraces.


La verdad es que darles a los niños ropa vieja para disfraces es como darles una fibra gastada para dibujar. Si uno arruina desde un inicio una actividad con cosas que no funcionan o no son atrayentes los niños creerán que es siempre así, y para ellos lo que terminará siendo malo es la actividad, extrapolando la calidad de los materiales a su uso.
Y aunque es verdad que ellos se pueden disfrazar con ropa nuestra, no tiene que ser lo único, la imaginación de los niños aspira a más que ser como su papá o mamá.

No digo que me puse a hacer cosas excelentes, pero dí lo que pude de mi tiempo para que hubiese algo distinto.

Un delantalcito para niña.


Uno para niño (aunque obviamente lo puede usar cualquiera).


Y una faldita que mostré en esta entrada.


Como aproveché telas que ya tenía no puedo decir que sean las cosas más lindas del mundo (ya les mostraré los delantales de cocina que les terminé a las mostras), pero creo que vale más que una camisa vieja (cosa que pedían).

Y para darles un ejemplo de algo hecho con más tiempo les muestro un conjuntito de cocina que saqué del libro One yard wonders, fabric by fabric, el patrón es Child's chef Hat & Apron. Fue un regalito para mi sobrinita.


Está muy bien pensado que el niño solito se pueda prender el delantal sin que alguien se lo anude en la espalda.


Y el gorro de Chef tiene un diámetro de cabezota regulable con el velcro.



Este proyecto también es del 2013, supongo que a mi sobrinita no le entra, ya le tocará uno nuevo en algún momento.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...